Asperges me

“Asperges me”. Un rito, que no figura en el “Ordinario de la Misa”, porque no pertenece al Santo Sacrificio, pero que suele preceder en las catedrales, monasterios y parroquias a la Misa mayor de los domingos.

Es la Aspersión del agua bendita, que consiste en rociar con ella el altar, los ministros y todos los asistentes, entre tanto que el Coro canta la antífona “Asperges me” (en Tiempo Pascual “Vid¡ aquam”), el principio del salmo “Miserere”, varios versículos y una Oración al Ángel de la Guarda.

El objeto de este hermoso rito es extremar la purificación del altar y de los fieles antes de comenzar el gran acto del Sacrificio e invocar sobre ellos la asistencia del Santo Ángel, “para que los guarde a todos, los enfervorice, los proteja y los visite” en este momento solemne.

El agua que se usa para la Aspersión ha de haber sido bendecida el mismo domingo, cosa que exige la Iglesia no solamente para evitar la corrupción del líquido, sino también para indicar a los fieles que la semana religiosa ha de iniciarse con una renovación espiritual.

Este rito de la Aspersión es obligatorio en las catedrales y colegiatas; suele practicarse en las iglesias de los regulares, y puede realizarse -y es muy digno de loa hacerlo- en  as parroquias, donde el acto purificador asume una importancia mayor, por beneficiar a toda la familia parroquial.

En los monasterios (por lo menos en los benedictinos), de donde probablemente proviene este rito, la “aspersión” se extiende a todas las dependencias conventuales.

Asperges me

Rocíame Señor con el hisopo y
quedaré limpio

Lávame y quedaré
más blanco que la nieve.

Ten piedad de mi
señor, según tu gran misericordia.

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo:

Como era en un principio, ahora y siempre,

Por los siglos de los siglos amén. 

Vidi aquam

Yo vi un agua que salía del templo, del lado
derecho, aleluya;

y todos aquellos a quienes alcanzó esta agua,
se han salvado,

y exclaman: aleluya, aleluya.

Ps 117. Alabad al Señor, porque es bueno: *

porque es eterna su misericordia.

V. Gloria al Padre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s