EL AYUNO (referencia Biblia)

Por el R.P. Michael Boniface, fsspx

El ayuno es algo obligatorio:

Covertíos a Mí de todo vuestro corazón; con ayuno, con llanto y gemido. Joel 2, 12

Razgad vuestro corazones y no vuestros vestidos y volveos a Yahvé vuestro Dios; porque Él es benigno y misericordioso, tardo para airarse y de mucha clemencia, y le duele el mal.

San Pablo nos habla de sus frecuentes ayunos. 2 Cor 11, 27

Convertios cada uno de su mal camino y de vuestras obras malas…

¡Lava de malicia tu corazón, Jerusalén para que seas salva!

¿Hasta cuando hospedarás en tu corazón tus maliciosos pensamientos? ( Jeremías, 4, 14).

Valor del ayuno

Clamó al Señor todo el pueblo, con gran instancia, humillaron sus almas con ayunos y oraciones Judit 4,8.

Y Dios salvo al pueblo mediante la santa Mujer Judit del poder  de los asirios

El arrepentimiento les habría valido el perdón,así como Nínive quedó salvada cuando recurrió a la penitencia.

El arrepentimiento borra los crímenes, calma la ira de Dios, trasforma a los hombres, anula la maldición, abre a los pecadores el seno de Dios.

Así se expresan los grandes doctores sobre la contrición del corazón.

La sincera conversión, el verdadero arrepentimiento asegura el perdón de los pecados. Conversión y arrepentimiento o castigo y rechazo. Jeremías, 25, 2-8. Convertíos hijos rebeldes (Jeremías, 3, 14):

  •  “Es preciso apresurarnos dice San Agustín, a emplear los medios que Dios nos da para nuestra conversión, temerosos de que nos falte el tiempo si tardamos”.
  • “No tardes en convertirte al Señor, ni lo difieras de un día para otro; porque de repente sobreviene su ira, y en el día de venganza acabará contigo”[1].
  • “El que promete el perdón no promete el día de mañana” (San Gregorio Magno).
  • “Rompamos, pues, los corazones, para que si alguna mala hierba y engañoso pensamiento hay en nosotros, la arranquemos de raíz, y tengamos limpias las tierras para las semillas de la piedad” (San Juan Crisóstomo).

“Vienen sitiadores de una tierra remota, y lanzan gritos contra la ciudad de Judá. Como guardas de campo están a la redonda de ella, por cuanto se ha rebelado contra Mí, oráculo de Yahvé. Tu conducta y tus malas obras te han valido esto; es el fruto de tu maldad; castigo amargo que te llega hasta el corazón”( Jeremías, 4, 16-18).

Dios insiste sobre esta explicación:

a) “Vuestras iniquidades han trastornado este orden, y vuestros pecados os han privado del bien” (Jeremías, 5, 25).

b) “¡Escucha, oh tierra! He aquí que voy a traer sobre este pueblo calamidades, el fruto de sus mismos designios, porque no atienden mis palabras, y desprecian mi Ley” (Jeremías, 6, 19).

c) “Los malhechores beberán el vino de la ira de Dios” (Apocalipsis, 14, 10).

  • “El que peca mortalmente trabaja para la secunda muerte, es decir por el infierno” (San Ambrosio).

Osaes, 11,8  lament. 3,42.   Joel, 2, 15. nota

CONCLUSION

El tribunal humano juzga y castiga el tribunal de Cristo perdona, sana, llena de riquezas.

La penitencia es un verdadero baño del alma, es sanación, santificación recibida con las lágrimas, limosnas, oraciones.

Es mayor mal no procurar satisfacer a Dios después de haberle ofendido, que de ofenderle, dice San Juan Crisóstomo.

el que tiene corazón contrito se irrita contra si mismo para que Dios le sea favorable. el que se hace su propio juez recibe a Dios como abogado y defensor.

Penitencia o condenación.

La señal de una verdadera  compunción es evitar las ocasiones del pecado.

P Mauricio Meschler, S.J., Explanaciones del libro de los Ejercicios de San Ignacio de Loyola, 6a edición española. 632.

De un ladrón se hizo un penitente, de un penitente se hizo un santo, un bienaventurado. 638.

A los Hebreos en su lucha contra los filisteos  faltaba el espíritu de penitencia, único medio para asegurarse la benevolencia de Dios.   Una cierta piedad formulista cree agradar a Dios sin la reforma interior del corazón. Mons. Straubinger, LA BIBLIA COMENTADA


[1]Ecclesiástico, 5, 8.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s