LAS FINALIDADES DEL SACRIFICIO DE LA MISA

20130721-091349.jpg

Sabéis que el Sacrificio tiene cuatro finalidades.
Finalidad primera de esta acción es ser una ACCIÓN LATRÉUTICA, del griego: “LATREIA”, acción de alabanza, acción de gloria. El Sacrificio de la Misa es un sacrificio de alabanza. “PER IPSUM ET CUM IPSO ET IN IPSO… OMNIS HONOR ET GLORIA”.
Finalidad segunda del Sacrificio de la Misa es ser una ACCIÓN EUCARÍSTICA. Hablaremos, en tal sentido, del Sacrificio eucarístico, del griego “EUCHARISTIA”, acción de gracias.
Finalidad tercera del Sacrificio de la Misa es ser un SACRIFICIO DE PROPICIACIÓN por el cual Dios se vuelve aplacado y propicio para con nosotros. Por la oblación de este sacrificio, Dios tórnase benigno, indulgente, propicio.
Y, por fin, la cuarta finalidad del Sacrificio de la Misa es ser IMPETRATORIO, del latín “IMPETRARE”: alcanzar lo que se pide. Pedimos, por la ofrenda del Sacrificio, por la oblación del Sacrificio, las gracias que nos son necesarias para vivir cristianamente.

20130721-091441.jpg

Pero, notadlo bien, entre esos cuatro fines hay uno esencial: el carácter propiciatorio de la Misa.
Los protestantes admiten que la Misa sea un acto de alabanza, y un acto impetratorio. Taizé admite todo eso. Pero ellos se niegan a creer en el carácter propiciatorio de la Santa Misa. Esta nota, este carácter, esta finalidad, es la que distingue la Fe católica de la posición protestante.
En efecto, nada invento, sabéis vuestro catecismo. Acudamos al canon tercero de la Sesión XXIII del Concilio de Trento y veréis claramente que la Iglesia insiste en el carácter propiciatorio de la Misa: “Si alguien dice que el Sacrificio de la Misa no es sino un sacrificio de alabanza y de acción de gracias o una mera conmemoración del Sacrificio de la Cruz, pero no un sacrificio propiciatorio […]: sea anatema” Denz. 950 (N. del E.).
Y en el capítulo segundo de la Sesión XXIII, se dice: “Porque en este Divino Sacrificio, que se realiza en la Misa, está contenido e inmolado de manera incruenta el mismo Cristo que se ofreció una vez a sí mismo de manera cruenta sobre el Altar de la Cruz, el santo Concilio enseña que este Sacrificio es verdaderamente propiciatorio” Denz. 940 (N. del E.).
Tal es la Fe católica. He ahí la primera proposición que era menester recordaros para que comprendáis mejor la crítica que dirigimos a la reforma litúrgica y a ese documento: la “Institutio Generalas”.

La liturgia protestantizada en imágenes.

LA CAUSA DE NUESTRO COMBATE: LA MISA CATÓLICA, Conferencia del Pbro. Raúl AULAGNIER pronunciada el 15 de abril de 1977 en Saint-Nicolas du Chardonnet (París). El Pbro. Paul Aulagnier es Superior de la Fraternidad San Pío X para Francia y Bélgica, y Primer Coadjutor de S. E. R. Monseñor Marcel Lefebvre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s