Sobre la oración

sacerdote eterno

 

En el siglo II escribía Tertulliano en su libro Sobre la oración (29, 2) “La oración lava los pecados, rechaza las tentaciones,  consuela a los débiles, alegra a los fuertes, guía a los que viajan, apacigua las tempestades, alimenta a los pobres, dirige a los ricos, alienta a los que se desaniman, levanta a los que caen, sostiene a los que se mantiene derecho”. El mismo Tertuliano hablando del combate espiritual,  escribe: “La oración, es la muralla y la defensa de la fe, nuestro armamento contra el enemigo que nos amenaza por todos los lados.” (De Oratione, 29, 3).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s