Miércoles de ceniza

MI_RCOLES_DE_CENIZA

La iglesia abre la cuaresma con la imposición de la ceniza a sus fieles. Es el recordatorio de nuestra condición mortal y la afirmación de que la mortificación es necesaria.

La imposición de la ceniza, tal cual hoy se realiza, es una extensión y transposición de la antigua penitencia pública; lo que en un principio afectaba tan sólo a una categoría de fieles, ha acaba o por atenuar su rigor, a fin de aplicarse a todos son excepción.

En el esfuerzo de purificación, en que la Iglesia nos introduce, tiene su parte la expiación, pero en mayor grado aún la misericordia divina. Misericordia que nos hace implorar las lecturas, cantos y plegarias, tanto de la ceremonia de la ceniza como de la misa que sigue, en la certeza de que seremos escuchados. A lo largo de toda la cuaresma proseguirá este esfuerzo, alentado con la expectación de la Pascua y de la alegría de los que hayan de ser rescatados.

“Concede, Señor, a tus fieles la gracia de empezar con la debida piedad la venerable solemnidad de los ayunos y de observarlos todos con una constante devoción”.

Oración Colecta de la Santa Misa.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s