El Papa Francisco visita Turquía

Pope Francisco

Al regresar de su viaje de tres días a Turquía (noviembre 28-30), Francisco dio una conferencia de prensa en el avión a los periodistas que lo acompañaban. Jean-Marie Guénois de Le Figaro transcribe las respuestas del Papa a las preguntas que sus palabras y gestos durante esa visita no dejó de aumentar.

En la persecución de los cristianos por los yihadistas

El viernes día 28, a su llegada a Ankara, el Papa, en la audiencia del presidente Recep Tayyip Erdogan, expresó el deseo de que los creyentes en todas las religiones pueden practicar la solidaridad para contrarrestar “el fanatismo y el fundamentalismo, así como los temores irracionales”, y declaró que en los actuales conflictos en la frontera sur de Turquía, en Siria e Irak, “Prisioneros y enteras poblaciones étnicas están experimentando la violación de las leyes humanitarias más básicas”. Lamentó el hecho de que “las persecuciones graves han tenido lugar en el pasado y todavía continúan hoy en detrimento de las minorías, especialmente -aunque no sólo cristianos y yazidis. Cientos de miles de personas se han visto obligadas a abandonar sus hogares y países con el fin de sobrevivir y seguir siendo fieles a sus creencias religiosas “. El Papa se refería a las tácticas de extorsión de la organización denominada” Estado islámico “, en particular, la persecución de los cristianos y las minorías religiosas lanzados por los yihadistas en Irak el pasado verano.
Antes de que el Sumo Pontífice se le permitiera hablar, el presidente Erdogan, por su parte, le aseguró que compartía su visión contra el terrorismo y el poder del dinero … en el palacio monumental que él acababa de construir para sí mismo. También denunció la creciente “islamofobia” en el mundo, culpando a las “malas políticas” en Occidente por haber provocado el nacimiento de grupos fundamentalistas. El presidente turco también denunció el “terrorismo de Estado” del presidente sirio, Bashar al-Assad, su vecino, y deploró “el terrorismo kurdo” en su propio suelo.
El 30 de noviembre, durante su vuelo de regreso, el Papa dijo que, dadas las atrocidades cometidas por Isalmists, “muchos, muchos musulmanes dicen, ‘pero no son así; el Corán es un libro de la paz, un libro profético de paz ‘”, y concluyó: “Por lo que no es el islam. Entiendo que “Él reveló a los periodistas:”. Yo le dije al presidente [Erdogan] que sería maravilloso si todos los líderes musulmanes, dirigentes políticos, líderes religiosos, líderes académicos, se hable con claridad y condenar estos actos claramente. Tal discurso de los líderes, por todos estos líderes, sería de gran ayuda a la mayoría de los musulmanes. Todos necesitamos una condena mundial por todos los musulmanes. Que aquellos que tienen una identidad musulmana dicen: “Los terroristas no son el Islam! Ese no es el Corán! ‘”
Los que saben que el presidente Erdogan ha demostrado ser extremadamente hipócrita hacia sus socios internacionales en la lucha contra los terroristas de “Daesh” [acrónimo árabe de ISIS], el llamado “Estado Islámico de Irak y Siria”, podemos imaginar fácilmente como con mucha atención se prestará a la demanda del Papa. De hecho, Turquía acoge a un buen porcentaje de los refugiados sirios, pero también permite que muchos combatientes islamistas que van a Irak o Siria para viajar a través de su territorio.

La oración en la Mezquita Azul en Estambul

El sábado día 29, durante su visita a la Mezquita Azul de Estambul con el Gran Mufti, el Papa “muy visible juntó las manos e inclinó la cabeza durante mucho tiempo, mientras que cerrando los ojos, durante dos o tres minutos, obviamente, con el fin de orar. Y en fin … para demostrar que él estaba orando. Y él lo hizo frente al mihrab, el nicho flanqueado por dos columnas, que indica la qibla, es decir, la dirección de la Kaaba en La Meca “, informó Jean-Marie Guénois. Y agregó: “Varios momentos después de que espectacular la oración el sábado por la mañana, el padre Federico Lombardi, portavoz del Vaticano, se apresuraron a explicar que era, de hecho,” la adoración silenciosa ‘. Después de todo, el Papa, según Lombardi, había asegurado a su ejército musulmán, ‘Debemos adorar a Dios.’ ”
Pero en el vuelo de regreso, Francisco explicó que efectivamente había orado, justificando sus acciones en estos términos: “Fui a Turquía como un peregrino y no como un turista. La razón principal fue para celebrar la fiesta de San Andrés con el Patriarca Bartolomé. Por lo tanto he venido por una razón religiosa. Cuando fui a la mezquita, que no era posible para mí decir, “ahora soy un turista”. Toda la visita era con un fin religioso. Y vi ese maravilloso edificio. Cuando los mufti me explicaron los componentes de la mezquita tan atenta y respetuosamente, explicando el papel de María en el Corán, el lugar de Juan el Bautista, entonces me sentí la necesidad de orar. Le pregunté, “¿Puedo rezar por un rato? “, Y él dijo que sí. Recé para Turquía, por la paz, por el muftí, para todos, para mí, que necesita de la oración, de verdad oré. Por encima de todo recé por la paz: “Querido Señor, dejemos las guerras en este momento. “Fue un momento de oración sincera“.

COMENTARIO: La sinceridad es una cosa, la verdad es otra. El Papa rezó por Turquía, la paz, el mufti, el mismo … pero a quien le oraba en la mezquita frente al mihrab, que indica la qibla, la dirección de la Kaaba en La Meca? Para Jesús, cuya divinidad musulmanes niegan? Para la Trinidad, que los musulmanes rechazan absolutamente? Por supuesto, en el “espíritu de Asís”, algunos pretenden que el Papa y los mufti no estaban orando juntos, que estaban juntos en la Mezquita Azul a orar …. Pero, ¿qué Asia Bibi, condenada a muerte en Pakistán por su fe, pensar en eso? ¿Y qué vamos a decir a los tres hijos de Shazad y Shama, la pareja pakistaní católica que fueron quemados vivos en un horno de ladrillo, ya que eran odiados cristianos? (Ver DICI no. 305 fecha 21 de noviembre de 2014)

La solicitud de la bendición del patriarca Bartolomé

El 29 de noviembre de 2014, por la tarde, en la sede del Patriarcado de Constantinopla, en Estambul, Francisco y el patriarca ortodoxo Bartolomé I presidieron juntos a un servicio de oración ecuménico. Durante la oración, en la iglesia patriarcal de San Jorge de Fanar, el Papa se inclinó ante el Patriarca, pidiéndole un “favor”: “Bendíceme y bendecir a la Iglesia de Roma”. El Patriarca dudó un momento delante del Papa, que inclinaba la cabeza, y luego lo abrazó. Entonces el Papa le susurró algo en el oído del Patriarca, que luego besó la parte superior de su cabeza, en su solideo blanco. Los periodistas vieron esto como un “gesto sin precedentes”, pero el vaticanista Sandro Magister recuerda con razón: “El momento más novedoso y original de la reunión con el patriarca ecuménico de Constantinopla no era ciertamente cuando Francisco se inclinó ante Bartolomé, para pedirle que ore por él. Este es un gesto habitual de Jorge Mario Bergoglio. Lo hace con todo el mundo. Él lo ha hecho varias veces con multitudes, desde su primera aparición en la plaza de San Pedro. Lo hizo el 1 de junio de este año en el Estadio Olímpico de Roma, que estaba llena de miles de católicos y protestantes. Lo hizo en 2006 en el Luna Park de Buenos Aires, de rodillas en una etapa con el fin de recibir la bendición de un líder pentecostal protestante”.
“Más bien, el momento sorprendente en el encuentro entre Pedro y Andrés, como tanto le gusta llamarse a sí mismos simbólicamente, fue el intercambio de promesas de unidad entre sus Iglesias en la final de la “Divina Liturgia” celebrada en la Iglesia de San Jorge de Fanar. En el día de San Andrés Apóstol”, Magister corrige la evaluación conciliador de su colega Andrea Tornielli: “de una interpretación conjunta de los discursos de Francisco y Bartolomé, el blog ultra-Bergoglian Vatican Insider deduce inmediatamente que “por el momento el sucesor de Pedro el restablecimiento de la plena comunión entre católicos y ortodoxos cristianos ahora sería posible, sin imponer a los hermanos ortodoxos condiciones previas de carácter teológico o jurisdiccional. “para el presente sucesor de Pedro el restablecimiento de la plena comunión entre católicos y ortodoxos cristianos sería ahora posible, sin imponer a los hermanos ortodoxos condiciones previas de carácter teológico o jurisdiccional. Pero la realidad es muy diferente. El camino de la unidad entre católicos y ortodoxos sigue siendo difícil, y su principal problema sin resolver radica en el primado del sucesor de Pedro. Se trata de una primacía que debe equilibrarse con “sinodalidad”, como recordó Bartolomé y como está de acuerdo la propia Iglesia Católica. Pero para hablar de ‘la experiencia del primer milenio’, cuando el Occidente y el Oriente no fueron divididos, aunque un recordatorio necesario insuficiente para delinear las formas en que ese equilibrio podría tomar forma con el fin de ser aceptado por ambas partes . [Los ortodoxos piensan que durante ese período la jurisdicción del obispo de Roma extendió sólo a Occidente. – Nota del Editor] Durante años una Comisión Mixta de los teólogos católicos y ortodoxos sí han estado trabajando a muerte sobre la cuestión, sin hacer ningún progreso sustancial. Las Iglesias ortodoxas sí mismos están divididos, algunos ni siquiera contento con el tipo de primacía que la tradición atribuye al patriarca ecuménico de Constantinopla Bartolomé y que una vez más ha reclamado en su intercambio de mensajes con el Papa “.

(Fuentes: APIC / iMedia / Figaro / Espressonline – DICI no 306 del 5 de diciembre de 2014.)

Tomado de: Dici

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s